Prólogo

 

PRÓLOGO

“Te propongo la apasionante aventura de erigirte tú mismo, de forma consciente, en el arquitecto de tu propia existencia.

      Los materiales para levantar la noble, hermosa y singular construcción que es tu vida, siempre los has tenido al alcance de tu mano, aunque en ocasiones, tal vez por distracción, hayan podido resultar invisibles para ti.

La sabia utilización de las conclusiones que extraigas de tus experiencias a partir de ahora, y la modificación de tu actuación en consecuencia, te permitirán alejarte de la rueda de repetición de errores y de sus inevitables efectos en forma de sufrimiento e incertidumbre, acelerando de forma espectacular tu desarrollo y el progreso hacia la realización de tus sueños y anhelos.

En tu mano está el tomar la determinación de llevar las riendas de tu vida y llegar hasta alturas nunca antes imaginadas, poniendo en valor el enorme potencial latente que llevas dentro a la espera de ser activado para ponerse de forma incondicional a tu servicio.

¡Despierta! Cambia tu visión sobre las situaciones, personas y circunstancias que hoy forman parte de tu vida, hazte amigo de los acontecimientos en lugar de luchar inútilmente contra ellos, y comprobarás desde el estado de fluidez que cuanto sucede tiene un motivo y un significado. Tu misión no es otra… ¡que descu­brirlo!”

J. G. Ll.